*Avalon Breton

por Alvaeno

«Hoy le reventé la cara a un buen tipo»

Le reventé la cara a un tipo bueno… por meterse con los negros…
…Dije: -Pobres negros con gente como tú. El tipo me escupió.

Pregunté al camarero cuánto le debía por mi té. -Un euro-dijo. Pagué y…
…y le reventé la cara a un tipo bueno.

Bueno porque trabaja, y los sábados se emborracha como todo el mundo, y los domingos va al fútbol.

Yo no soy un tipo bueno, soy un mal tipo, escribo, y mal me busco la vida, vivo con mi madre, la zorra de mi madre que le pone los cuernos…

…al viejo mientras él se los deja en el curro, porque también es un tipo bueno, no como yo, que soy un mal tipo que se folla a…

…las novias de esos tipos buenos que los domingos las dejan en la cafería donde ellas enseñan algo de sus piernas y el inicio del abismo…

… eso es, pero esos son tipos y tipas buenas que trabajan, que le han entregado el alma al diablo, no como yo que ni dios ni amo tengo, son tipos buenos…

No hicieron nada, los otros, también eran tipos buenos, obedientes, cobardes. Tipos buenos, sumisos. No, no hicieron nada.

Tenía las manos ensangrentadas, el tipo bueno quedó en el suelo en estado semiconsciente. Salí de allí antes de que llegaran los héroes…

Estuve divirtiéndome un rato haciendo carreras con el coche hasta reventarlo. Regresé a casa. Me estaba cagando…

No había nadie. La vieja estaba follando con su amante; el viejo curraba como un gilipollas, un cabrón, un idiota…

…Cagué. ¡Vaya mierda! me dije,

Llamaron a la puerta. Pensé que los héroes venían por mí. Más tarde o temprano un mal tipo como yo cae en su garras…

No abrí. Me quedé contemplando cómo mi mierda era engullida por el tornado, por la boca de la feroz taza del váter.

…Pensé en Australia, allí el agua y la mierda giran en sentido contrario. La mierda en lugar de ser engullida es expulsada…

… y estrellada sobre los azulejos del baño.

Siguieron llamando. Yo seguí sin abrir. La mierda desapareció por completo. Me lavé las manos todavía ensangrentadas…

…Es un tipo bueno, él y su hermano; los dos son tipos buenos: trabajan, uno en el interior, otro en el exterior de esos malditos autos…

No como yo que soy un mal tipo que escribe cosas que nadie quiere leer, cosas que nadie quiere saber. Sí, el tipo es un tipo bueno…

…con casa, trabajo, y coche, que pasa todo el día trabajando para consumir como un animal. No como yo que soy un mal tipo…

…Un tipo que escribe cosas contra toda esa mierda. Sí, un mal tipo, no, ellos son tipos buenos…

Cesaron las llamadas. Me tranquilicé. Encendí un cigarrillo. Sí, fumo, por eso también dicen que soy un mal tipo.

Decidí largarme al bar, y allí estaban ellas, las tres como habían sido creadas. Nacimiento, vida y muerte…

Las tres tan putas como la misma vida. Putas, sí, pero auténticas putas, no como esas remilgadas puritanas que la chupan doblada.

El hermano del tipo al que le había reventado la cara me vio entrar en el bar, pero tan cobarde como el resto solo me mira con una mirada…

…vengativa; es un mierda. En la reunión donde están Las Morias, escucho palabras que no me gustan, pero ellos son tipos y tipas buenos…

Todos allí miran hacia la pantalla de plasma, en la que un hombre y una mujer, rodeados de una decena de mujeres y hombres tocados con sombreros blancos…

…y con pañuelos a modo de chales cubriéndoles los hombres, hacen declaraciones sobre la próxima intervención militar en un país lejano…

Todos asienten con la cabeza como aceptando el conjuro de la guerra que verán en pantallas de plasma rodeados de puritanas, y bebiendo cervezas…

…esta gente es gente buena, no como yo que soy un mal tipo. Un tipo que mal se busca la vida escribiendo para una revista combativa.

Un mal tipo que no duda en ir los domingos al bar para levantarle la piba a cualquier tipo bueno.
Conquistarla y comerle el coño, sí, eso es algo que me apasiona, comerle el coño a las tías, sí a esas tipas buenas, novias de esos tipos buenos.

Esas que van de puritanas con su novio del brazo, con sus rollos de la mano, con sus objetivos de por vida: ser diestras en la agenda de rebajas…

El hermano del tipo bueno al que le reventé la cara, sigue mirándome pero no se atreve a venir y hacerme rendir cuentas.

Es un idiota más, sí, pero es un tipo bueno como todos estos…

No hay más que verlos, trabajan, trabajan y trabajan: consumen, consumen y consumen. Esa es su v

Más por Conocer. Apre(h)ender al autor. Rosana Acquaroni

Conocer al Autor República Dominicana

Dequevalapeli